Más sobre mí

La novela fue el resorte. A partir ella, surgieron dos pasiones: la lectura y la escritura, a través de las que podía acercarme a la ficción y a lo real. Pero llegó un momento en el que ya no quería simplemente estudiar la historia, sino ser partícipe de ella y narrarla. De ahí surgió mi vocación por el Periodismo, un modo de vida que, como no podría ser de otra forma, te permite despertar todo tipo de intereses y pasiones, a partir de la curiosidad innata que ha de ir aparejada al buen hacer de cualquier profesional. Así, aunque me llamaban la atención otros muchos campos, la política y la filosofía cobraban protagonismo, alejándome de la trama novelada, para atraparme en los arquetipos y roles, y en el modo en el que los personajes se relacionaban. En la búsqueda de respuestas lógicas a la interacción humana y a sus consecuencias, me adentré en la historia, pero también en la psicología, la sociología y la antropología, otorgando, pues, preponderancia al ensayo. De ahí que, cuando cursaba periodismo, escogiese como proyecto de fin de carrera una pieza teatral clásica a partir de la que podía adentrarme en los más diversos campos. Se trataba de ‘Edipo, rey’ de Sófocles, a partir de la que evalué su legado literario, pero centrándome también en los arquetipos en esta obra descritos. La relevancia y vigencia de la pieza sofóclea es incuestionable, dado que ha influido sobre otros ámbitos, como el psiquiátrico, siendo un referente para los padres del psicoanálisis. Asimismo, el autor incide en la política y partiendo de su estudio, y atendiendo a la coyuntura en la que surgió la obra, es posible acercarse a conceptos claves en comunicación, como la propaganda. En el siglo V a. de C., cuando fue concebida, el drama constituía un elemento persuasor al servicio de los poderes públicos que, usándolo a su favor, buscaban promover en la ciudadanía comportamientos nobles y virtuosos. Es por ello que ya entonces se aplicaba la censura, que se justificaba ante el presunto afán por evitar comportamientos impíos.

Pese a que la prensa escrita y el periodismo de investigación me habían ganado, comenzó a interesarme otro tipo de comunicación, la que sirve a los intereses particulares. Las claves para la creación de la imagen de marca y la comunicación interna y externa de empresas e instituciones como claves para sustentarla, eran un nuevo mundo a descubrir, por lo que, a los conocimientos específicos para trabajar en gabinetes de prensa o de comunicación, decidí sumar otros, completando mis estudios con Publicidad y Relaciones Públicas. Antes incluso de formalizar la matrícula, ya había comenzado a pensar en el enfoque de mi nuevo proyecto de fin de carrera. La temática a tratar estaba clara: analizaría ‘La seducción”, teniendo en cuenta la evolución histórica de este mecanismo psicológico, que, desde el verbal hasta el estético, cuida cada aspecto con el propósito de mover voluntades. En este ensayo abordé la demonización histórica y documentada de este concepto temido, especialmente en sociedades patriarcales, y cómo este llevó a alejar a la mujer de actividades intelectuales. Este contexto exigía una revolución. Nace, por tanto, la lucha feminista que entonces supone también una renuncia, pues conlleva la masculinización inicial de la mujer, que, cuando se empiezan a cosechar los frutos de las acciones por la igualdad, opta por fin por recuperar su femineidad.

No obstante, la temida seducción no era competencia exclusiva de la mujer, por lo que también refiero casos de seductores míticos, cuyo comportamiento también fue denostado, aunque, a fin de cuentas, se culpabiliza en cierto modo a la “víctima” de ceder a su encanto. En cualquier caso, este proceso pasó a ser objeto de estudio para su utilización por parte de publicitarios y propagandistas, que, si bien es cierto que inicialmente cosecharon importantes éxitos, ahora ven cómo su efectividad ha decrecido ante el bombardeo de datos cotidiano, pese a que hoy en día es más selectivo, al dirigirse al individuo, en lugar de a la masa.

Una vez completado el proceso formativo inicial, que nunca daré por concluido, me centré en mi vocación inicial, la prensa escrita, para, años después, diversificar la actividad y acercarla también al ámbito publicitario y a la comunicación empresarial, dado que, además de reportajes y crónicas, redactaba textos para distintos soportes, desde publirreportajes a páginas web. Esto me llevó a recorrer y a fotografiar la mayor parte de la provincia en la que resido, lo que propició que esta y su potencial, especialmente el turístico, me apasionasen. De ahí que recientemente apostase también por formarme en dicho ámbito a través de un curso de Creación y gestión de viajes combinados y eventos.

En el proceso, continué activa en mis convicciones. Así, siguen conmoviéndome cuestiones como la emigración forzosa, la precariedad laboral, la desigualdad social, la crueldad del ser humano, la sinrazón de las guerras, la enfermedad como lastre y desafío, o el medio ambiente, que todo nos lo da y al que todo le arrebatamos. Por ello, y ante la necesidad de proseguir con la lucha, continúo colaborando con un blog colectivo contra la violencia de género y cualquier otro tipo de violencia: http://nomassilencios.blogspot.com. Y, a mayores, en la medida de mis posibilidades, busco apoyar un comercio justo, que garantice la dignidad de los trabajadores y permita la sostenibilidad de los recursos. De hecho, estoy convencida de que para otorgarle el valor necesario a cada producto, es imperativo conocer de primera mano el esfuerzo que su obtención conlleva. Precisamente por ello, estoy acercándome al trabajo artesano, de la mano de la costura; y a la producción agrícola ecológica.

Anuncios

Un comentario en “Más sobre mí

  1. Aunque de tu prosa se desprende tu entusiasmo y calidad profesional, hay que conocerte para conocer hasta qué punto el compromiso es parte de tu forma de ser. Por bien que hables, tus actitudes y aptitudes no son de boca, sino de cerebro y corazón. Sigue adelante y nunca cedas al desaliento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s